Son muchos factores los que deben coincidir cuándo haces tu trabajo, pero el amor y la pasión son los ingredientes principales para lograr el objetivo.

Quizás palabras como disciplina, constancia, seguimiento, insistencia, persistencia, disfrute, profesionalismo, imagen y muchas más son pilares fundamentales al momento de tu emprender o sencillamente continuar dedicándote a lo que te gusta y a lo que amas hacer.


Pero cuando esto que tanto amas y te gusta hacer se convierte también en un beneficio para una familia y para su blindaje lleva consigo otro significado y otro sentir que te llega a la fibra y te hace sentir un ser humano más útil y un ser humano mucho más natural.

Cuando hay un momento de reunión con un prospecto o un cliente es cuando todo este andamiaje de condiciones que tenemos como asesores integrales de primera línea salen a relucir para así poder brindar una asesoría impecable a una persona que realmente lo que busca es resolver alguna situación personal Y espera de nosotros el mejor esfuerzo y el mayor profesionalismo de parte nuestra.


Es por esto que siempre insisto que la preparación de cada uno de nosotros debe ser de manera continua y de manera muy profesional porque el cliente pone en uno su confianza y hasta el futuro de sus hijos y muchas personas que se dedican esta profesión no se dan cuenta de esto, no se dan cuenta de la gran importancia que significa esto para la persona.


Es por ello que siempre e independientemente el nivel económico que tenga el prospecto que tengamos al frente siempre nuestra asesoría debe ser como que estemos cerrando el negocio más grande del mundo porque de eso se trata, nuestro deber es ser impecables y cada día brindar más asesoría y con más experiencia.


En el camino de la vida vamos aprendiendo muchas situaciones con personas que tienen diferentes necesidades y diferentes casos en su vida, por eso cada presentación que hagamos es un aprendizaje y es un testimonio que podemos transmitir a futuros clientes que también podrán tener casos similares y en ello podemos basarnos para así poder ponerle ejemplos reales a futuros prospectos para que también puedan concientizarse y tomar un blindaje familiar.

En definitiva, tu preparación es tu mejor “CIERRE”

«Cuando te encuentres a ti mismo al lado de la mayoría, es tiempo de parar y reflexionar.»

-Julio Rodríguez

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Conversemos!

contacto@juliorodriguez.live

Copyright 2021 Julio Rodríguez. All Rights Reserved.

Contactar
¿Necesitas ayuda?